Julio César Villaseñor Moreno - Doctoralia.com.mx
Dolor en Rodilla

¿Qué es el Plasma Rico en Plaquetas?

La aplicación médica de plasma rico en plaquetas o PRP  y otras terapias regenerativas en lesiones deportivas y dolor musculo-esquelético crónico ha aumentado en la última década gracias a los avances en la comprensión del mecanismo de acción del PRP en los procesos de enfermedad que generan dolor y pérdida de la función en el sistema músculo-esquelético.

El PRP es una preparación liquida con una alta concentración de plaquetas obtenida de la sangre del propio paciente mediante un protocolo que incluye la adición de un anticoagulante (sustancia que evita que la sangre forme un coagulo una vez fuera del torrente sanguíneo) y la centrifugación a alta velocidad. Los protocolos típicos incluyen 1 o 2 etapas de centrifugación que separan la sangre en 3 capas: una capa superior de plasma (porción liquida con escasas células), una capa media de plaquetas, leucocitos y una capa inferior de glóbulos rojos.

La elevada concentración de plaquetas del PRP tiene el potencial de suministrar cantidades elevadas por encima de los valores normales de factores de crecimiento y citocinas; moléculas encargadas de la regulación de múltiples procesos celulares, incluida la reparación y cicatrización de tejidos, que proporcionan un estímulo regenerativo en algunos tejidos como: ligamentos, tendones, cartílago o músculos. El PRP se ha vuelto una atractiva opción terapéutica en la medicina musculo-esquelética y deportiva por su posible efecto benéfico en la reparación de tejidos lesionados, la amplia gama de trastornos degenerativos en los que puede ser usado y la disminución del tiempo de retorno a la actividad deportiva. Diferentes tipos de PRP pueden ser preparados; con concentraciones altas o bajas de leucocitos, alto o bajo contenido de fibrinógeno, activado o no activado, así como una variable concentración de plaquetas que es posible que influyan en la respuesta terapéutica.

¿En qué problemas de rodilla ha mostrado eficacia el PRP?

 No en todos los casos el PRP puede ser una opción para el manejo del dolor en rodilla, el médico debe evaluar las causas, los síntomas, los resultados del examen físico y los estudios de laboratorio o imagen. El problema de rodilla donde se ha utilizado con mayor frecuencia el PRP es la Osteoartritis de rodilla. La osteoartritis es la forma más común de artritis, sus síntomas son muy variables, los principales síntomas son dolor articular, rigidez y limitación para el movimiento, generalmente se presentan una o unas pocas articulaciones como rodillas, manos o caderas en adultos de más de 45 años,  otras manifestaciones incluyen secuelas como debilidad muscular y falta de equilibrio en el caso de la osteoartritis de rodillas. En el pasado, se consideraba que la osteoartritis era simplemente un proceso degenerativo de «desgaste» (especialmente del cartílago) y por lo tanto, a menudo se denominaba erróneamente como enfermedad degenerativa de la articulación. Actualmente sabemos que el origen y los procesos que llevan a la osteoartritis  es mucho más complejo que el simple desgaste y el término «osteoartritis», donde «-itis» es indicativo de un proceso inflamatorio, es correcto. Múltiples estudios han demostrado que el PRP es una buena opción en el tratamiento de la osteoartritis de rodilla, incluso con resultados superiores a los obtenidos con otros tratamientos comúnmente aplicados en como la inyección dentro de la rodilla de corticoesteroides, ácido hialurónico u ozono terapéutico (Xing 2017, Dai 2017, Shen 2017

Aunque la inyección de PRP es una alternativa para el manejo de la osteoartritis de rodilla, al igual que con otras opciones de manejo incluyendo las quirúrgicas no todos los pacientes presentan mejoría. La decisión de aplicar esta alternativa de tratamiento debe discutirse entre el médico y el paciente.

Referencias.

Dai WL, Zhou AG, Zhang H, Zhang J. Efficacy of Platelet-Rich Plasma in the Treatment of Knee Osteoarthritis: A Meta-analysis of Randomized Controlled Trials. Arthroscopy. 2017;33:659-670

Etulain J. Platelets in wound healing and regenerative medicine. Platelets. 2018;29(6):556-568.

Hong E, Kraft MC. Evaluating Anterior Knee Pain. Med Clin North Am. 2014;98(4):697-717.

Hurley MV, Scott DL, Rees J, Newham DJ. Sensorimotor changes and functional performance in patients with knee osteoarthritis. Ann Rheum Dis. 1997;56(11):641–648.

Lane NE, Brandt K, Hawker G, Peeva E, Schreyer E, Tsuji W, Hochberg MC. OARSI-FDA initiative: defining the disease state of osteoarthritis. Osteoarthritis Cartilage. 2011 May;19(5):478-82.

Malanga GA, Goldin M. PRP: review of the current evidence for musculoskeletal conditions. Curr Phys Med Rehabil Rep. 2014;2(1):1-15.

Nguyen RT, Borg-Stein J, McInnis K. Applications of platelet-rich plasma in musculoskeletal and sports medicine: an evidence-based approach. PM R. 2011 Mar;3(3):226-50.

pain?search=knee%20pain%20adult&source=search_result&selectedTitle=1~150&usage_type=default&display_rank=1. Published October 1, 2018. Accessed May 2, 2019.

Robert HS. Approach to the adult with unspecified knee pain. UptoDate. https://www-uptodate-com.pbidi.unam.mx:2443/contents/approach-to-the-adult-with-unspecified-knee

Shen L, Yuan T, Chen S, Xie X, Zhang C. The temporal effect of platelet-rich plasma on pain and physical function in the treatment of knee osteoarthritis: systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. J Orthop Surg Res. 2017;12(1):16.

Wu PI-K, Diaz R, Borg-Stein J. Platelet-Rich Plasma. Phys Med Rehabil Clin N Am. 2016;27(4):825-853.

Xing D, Wang B, Zhang W, Yang Z, Hou Y, Chen Y, Lin J. Intra-articular platelet-rich plasma injections for knee osteoarthritis: An overview of systematic reviews and risk of bias considerations. Int J Rheum Dis. 2017;20(11):1612-1630.